Freidora industrial: los 10 mejores del mercado ✅ y más baratas

La industria gastronómica ha tomado un importante impulso con la freidora industrial, pues su aparición en el sector lo convirtió en lo que es hoy: un negocio mucho más rentable.

Una freidora se usa básicamente para lograr alimentos fritos. Preparaciones que siguen siendo populares en restaurantes y locales de comida como las papas francesas que son uno de los platos más demandados.

También destacan los aros de cebolla, el pollo rebozado y los camarones fritos junto a preparaciones que son tendencias como los snacks de calabacín, hongos y de queso mozzarella.

 

Freidora industrial: el Top 10 de las más fiables del mercado

Antes de comprar freidora es recomendable conocer las necesidades del local, solo así darás con un modelo en que se ajuste no solo al espacio de la cocina, sino que permita al  aprovechar al máximo los recursos.

Considera algunos elementos que probablemente serán un factor en sus operaciones diarias. ¿Qué tipos de alimentos voy a freír? ¿Cuánto cuesta el gas natural en el área y su comparación al consumo eléctrico? ¿Qué espacio tengo en la cocina? ¿Cuánta comida necesito freír? ¿Cuántas veces al día voy a usarla? Una vez tengas las respuestas, entonces revisa esta guía para tomar la mejor decisión:

229,00€
1 Nuevo Desde 229,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
238,99€
1 Nuevo Desde 238,99€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
240,04€
5 Nuevo Desde 237,05€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
Envío gratuito
305,00€
1 Nuevo Desde 305,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
359,00€
1 Nuevo Desde 359,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
399,00€
1 Nuevo Desde 399,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
489,00€
1 Nuevo Desde 489,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
909,00€
1 Nuevo Desde 909,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es
4.598,00€
1 Nuevo Desde 4.598,00€
A partir de 13 abril, 2019 20:43
Amazon.es

 

¿Qué es y para qué sirve una freidora industrial para la hostelería?

La mayoría de las personas que se alojan en hoteles durante las vacaciones están en busca de una experiencia completamente nueva y servir comidas cocinadas con una freidora es una buena manera de asegurar el éxito.

En los restaurantes donde los alimentos deben ser entregados de manera rápida y precisa, la fritura profunda lograda por una freidora de este tipo es una buena opción. De esta manera, los chefs pueden bombear alimentos de manera constante y sin tiempo de espera.

¿Cómo es posible esto?, pues porque estas máquinas contienen grandes cantidades de aceite de cocina (hasta 19,000 litros y funcionan a temperaturas de hasta 354 ° C (670 ° F) por lo que facilitan el proceso de cocción de alimentos de forma masiva.

 

Freidora Industrial: 5 ventajas de tener una en tu negocio de hostelería

Los restaurantes son negocios que demandan una alta capacidad de trabajo y un ritmo acelerado. Por eso, en sus cocinas se usan herramientas profesionales que cumplan con las exigencias del competitivo mundo de la hostelería. Si aún te quedan dudas de por qué adquirir una, sigue leyendo y conoce las 5 ventajas de tener una en tu hotel.

#1 Mayor velocidad en la cocina

Uno de los beneficios más obvios para los cocineros es la velocidad de cocinar con una freidora industrial en comparación con otros métodos. En teoría, una transferencia de calor entre un líquido caliente (aceite) y alimentos sólidos es mucho más rápida que el aire caliente del horno o la plancha.

#2 Textura y aspecto por más tiempo

Cocinar los alimentos en hornos, que es la otra opción rápida, durante demasiado tiempo puede tener resultados nefastos, los alimentos tienden a secarse, endurecerse y perder el sabor y esto no es lo que los chefs quieren enviar a sus clientes regulares del hotel.

La textura que logra la freidora en las carnes y vegetales es única, además que perdura en el tiempo, así que desde que se comienzan a sacar los platos hasta que llegan a la mesa el aspecto seguirá intacto y crujiente.

#3 Sabor mejorado

Decidir comprar una freidora es un buen comienzo si quieres dar un paso más allá en tu negocio de hostelería. Con seguridad, al solicitarle a alguien que describa la comida frita, es probable que diga “sabroso” y además, compartirá su deseo de volver y visitar el restaurante cada vez que pueda.

#4 Ahorro de recursos

El sistema de conservación de calor que tiene la máquina sirve para que los alimentos alcancen el tiempo de cocción ideal en un periodo menor al de las cocinas tradicionales. Esta característica permite que se ahorre energía o gas.

Además, algunas disponen de un termómetro que indica el momento en el que los alimentos están listos, por lo que el cocinero puede avanzar en otras tareas mientras la máquina se hace cargo de la fritura.

#5 Re-utilización del aceite

Por último, pero no menos importante el sistema de filtración del aceite permite que se pueda utilizar en distintos alimentos el mismo líquido sin sacrificar el sabor. La vida útil del aceite se extiende hasta en un 100%.

 

Las freidoras industriales no paran porque tienen tasas de rotación para una producción continúa manteniendo una buena calidad del aceite, con esto permiten operar de forma más rápida, eficiente y segura. Además, el ahorro del aceite es otra ventaja que permiten bajar los costos de producción lo que se traduce en mayor ganancia para un restaurante o cocina de un hotel.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *