Descalcificador: los 10 mejores y más ✅ vendidos del mercado

El agua es un líquido vital para todos los humanos, pero lamentablemente, a nuestros hogares no llega tal como nosotros la querríamos, por eso, si quieres agua limpia en casa, necesitarás de un descalcificador para convertir esa agua dura en agua blanda y a continuación, te mencionaremos los puntos más relevantes que debes conocer sobre un descalcificador y cuales son los 10 mejores y más vendidos del mercado.

 

¿Por qué comprar un descalcificador para tu negocio de hostelería?

Has llegado a este artículo y aún no estás tan seguro de comprarlo, aquí te damos una serie de razones por las cuales tienes que hacerte con uno en casa. El agua dura, la cual queremos evitar a toda costa y que podemos eliminar con un descalcificador, puede ocasionarnos daños en las tuberías de nuestro hogar por el exceso de cal que se acumula a lo largo de los años.

Además, algunos electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas o las calderas, también son blanco de este mal, además, que, con agua limpia, nuestros artefactos funcionan eficientemente reduciendo el consumo eléctrico a fin de mes, en algunos casos, hasta un 25%.

Otro tema importante, es que, para la preparación de comidas, el agua dura, hace que debamos utilizar más gas para cocinar algunos alimentos como las legumbres. Asimismo, este tipo de agua no es la ideal para preparar cafés o infusiones.

Así que, comprar un descalcificador no es un gasto, es una inversión, evitando problemas de salud, reduciendo gastos, alargando la vida a nuestros electrodomésticos y teniendo tuberías libres de obstrucción por cal.

 

Descalcificador: el Top 10 de las más fiables del mercado

En el mercado, existe una gran gama de descalcificadores que ofrecen un sinfín de beneficios en sus etiquetas de compra, pero que más allá del gran precio que ofrecen (bajo o alto) estos limpiadores de agua, existe una selección real de los mejores del mercado.

A continuación, te presentamos el top 10 de los descalcificadores del mercado.

 

¿Qué es y para qué sirve un descalcificador para la hostelería?

Como bien lo dice su nombre, un descalcificador se encarga de eliminar las sales de magnesio y calcio, que convierten la calidad del agua en baja o dura, y que nos trae problemas de salud y de averías en nuestros electrodomésticos.

El descalcificador cuenta con tres procesos fundamentales, como lo es el intercambio iónico, la descalcificación y la regeneración.

Requerimos de un descalcificador para reducir gastos por el uso excesivo de detergentes. Comúnmente, con aguas duras en nuestra red doméstica, debemos agregar más jabón para una limpieza optima de la ropa, pues que el calcio junto al magnesio ponen obstáculos para que algunas sustancias se disuelvan.

En este sentido, con un descalcificador, tenemos agua limpia e ideal para el lavado de nuestras prendas de vestir.

Del mismo modo, el residuo que deja el agua dura, puede afectar nuestra ropa, la vida útil de nuestra lavadora y que nuestras tuberías se obstruyan por la acumulación de cal.

 

Diferencias entre descalcificador y ósmosis

Esta interrogante puede llegar a tu cabeza una vez hayas decidido tener agua más limpia en casa, qué tipo de purificador de agua debes usar. Por tal razón, te presentamos algunas diferencias entre un descalcificador y ósmosis.

En primera instancia, tenemos que destacar el tema del sabor. Con un sistema de ósmosis inversa, el agua quedará sin ningún sabor o poco agradable, mientras que, con el descalcificador, tendrá su sabor natural.

Por otra parte, la función de cada uno, es totalmente marcado. La ósmosis inversa elimina iones, partículas y moléculas por medio de filtros y una membrana semipermeable, en la cual quedan retenidas las impurezas, mientras que el líquido limpio pasa por el otro lado.

A su vez, el descalcificador posee un depósito de resinas que atrapa las impurezas de sales de cal y magnesio, dejando fluir solamente el agua limpia.

 

7 beneficios de tener un descalcificador en tu negocio de hostelería

Estos, son los 7 beneficios de tener un descalcificador:

#1 Reduce gastos de electricidad:

Al tener un purificador de agua, como es el caso de un descalcificador, podrás emplear menos tiempo de lavado en tus electrodomésticos. Tu lavadora normalmente debe estar prendida funcionando por más tiempo si utilizas agua dura, pero con el agua libre de cal, necesitarás menos tiempo.

#2 Reduce el consumo de detergentes

Similar al caso anterior. Con el agua dura necesitas utilizar más jabón para sacar el sucio de tu ropa, pero con el descalcificador en marcha, necesitarás de menos detergente para sacar la mugre, sin mayores complicaciones.

#3 Evita problemas de salud

Consumir agua dura está totalmente contraindicado por profesionales y ha sido lo ha ratificado la Organización Mundial de la Salud. El alto contenido de calcio en magnesio en el agua, es totalmente nocivo para nuestra salud y hay que evitarlo a toda costa ¿cómo lo hacemos? Con un descalcificador.

#4 Evita la obstrucción de tuberías

Los grandes enemigos en esta historia son el calcio y el magnesio, hacen que gastes más electricidad, más detergente, más gas domestico y además, obstruye las tuberías de tu hogar, haciendo que a fin de cuentas debas repararlas y gastar más dinero.

#5 Los alimentos tienen un tiempo de cocción más corto

El consumo de gas se reducirá si evitas el agua dura y como ya sabes, el agua dura se evita con un descalcificador.

#6 La vida útil de nuestros electrodomésticos se alarga

Así como la cal se acumula en las tuberías, también lo hace en nuestros electrodomésticos, haciendo que su vida útil se reduzca.

#7 Reduce los gastos del hogar

A modo de conclusión, el agua dura, hace que gastemos más dinero por mayor consumo de electricidad, detergentes, gas y por tener de salud.

 

Tener un purificador es vital, compra un descalcificador

Más allá de las frases comerciales para adquirir un descalcificador, solo podemos hablar de tu salud y la de toda tu familia, además de que teniendo uno, te ahorrarás mucho dinero por el pago excesivo de facturas por electricidad.

No se trata de un gasto, sino de una inversión que todos en casa agradecerán.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *